En esta primavera atípica dejamos volar a nuestra imaginación para que nos lleve lejos, nos permita viajar y disfrutar del aire libre, historias de amor, atardeceres largos y puestas de sol mágicas. La voz de Françoise Hardy me acompaña día tras día, su dulzura me traslada a un universo en el que la música, el amor, París, el sol… lo inundan todo. Me recuerda mi niñez, cuando disfrutaba los fines de semana mientras mi padre ponía sus vinilos de música francesa y yo dejaba volar mi imaginación ajena a todo.

Las canciones de Françoise Hardy, por muy alegres que suenen, muestran una tímida tristeza melancólica con un gran apego emocional “Oui mais moi je vais seule Dans les rue l’âme en peine” Escuchando “Soleil” me imagino paseando feliz por las calles de París cantando “Soleil, je t’aime

La bella Françoise nace en París el 17 de enero de 1944. A menudo caracterizada como distante, es su elegancia natural y belleza tranquila la que la distingue de otras chicas de su época como Silvie Vartan o France Gall.

Su estilo natural y elegante con un toque bohemio la convirtió en un icono de la época de los 60 y principios de los 70.
El fotógrafo Jean-Marie Périer, con quien mantuvo una historia de amor, plasmó a la perfección su imagen dulce y melancólica, representante del estilo francés de la época. En sus propias palabras Françoise poseía una belleza distante y elegante que la hacían tan atrayente sin que ella misma fuese consciente de ello. Y era eso precisamente lo que la diferenciaba de las chicas francesas de la época, con un estilo más marcado y recargado.
Cualquier imagen que encontremos de Françoise Hardy de los años 60 o 70 podría pertenecer perfectamente a hoy en día. Su estilo de chica parisina con ese je en sais quoi tan emulado a lo largo del planeta la convierten en un icono de estilo a lo largo de los años. Alejada de looks recargados y maquillajes excesivos sus prendas favoritas eran los vestidos mini, camisetas de punto, chalecos, bailarinas, bakerboy caps… con la naturalidad siempre como premisa.

Su historia de amor con Jacques Dutronc merece un post aparte…

Ahora cierra los ojos y déjate llevar por su dulce voz, canciones como Le temps de l’amour, Voilá, Soleil o Parlez-moi de lui te harán volar en esta primavera tan diferente.