Aunque el invierno no es la época tradicional de bodas cada vez más personas se deciden a casarse en esta época, un poco para separarse del cliché tradicional de boda en primavera-verano, calor, buen tiempo… Yo soy de esa opinión, para mí una boda en invierno tiene un encanto especial, una atmósfera más oscura y, en mi modesta opinión, más especial e interesante, sobre todo en fechas cercanas a las navidades en las que la atmósfera navideña ayuda a crear momentos muy especiales. Recuerdo a una amiga mía hace un año a la que habían invitado a una boda a finales de diciembre echándose las manos a la cabeza porque decía que no tenía ni idea de qué ponerse, a quién se le ocurre casarse en invierno! decía y al final conseguimos un look espectacular con el que quedó encantada. Lo que hay que tener en cuenta es una cosa: para presumir hay que pasar un poco de frío. Un poco, tampoco es cuestión de morirse por congelación, pero sí que es cierto que no te vas a plantar en una boda con medias tupidas, cuello vuelto y abrigo de lana. Os diré una cosa, el mundo de la corsetería y lencería  es súper amplio y os podéis encontrar piezas que abrigan muchísimo, todo es cuestión de encontrar las prendas interiores que nos permitan lucir nuestros vestidos de invitada, nos abriguen y estilicen. 

Bueno, es el momento de pasar del interior al exterior.  

© the2ndskinco.com, davidchristianmadrid.com, mignonnegavigan.com, topshop.com, elcorteingles.es

El primer look que os propongo es un look de día de vestido y pantalón brocado de una firma española que a día de hoy es para mí uno de los indispensables cuando hablamos de ropa de fiesta o ceremonia que es The 2nd Skin co. Cabría la opción de llevarlo sin el pantalón pero sinceramente creo que el conjunto gana en originalidad y elegancia. Los zapatos son de Topshop, la cartera de mano de David Christian y la estola y casquete de El Corte Inglés. Los pendientes son de Mignonne Gavigan. Yo personalmente llevaría un solo pendiente, en este caso el derecho (lado contrario al volante del vestido)  y llevaría un moño bajo. 

© baumundpferdgarten.com, patricianicolas.com, parfois.com, uterque.com, intropia.com

El segundo look que os propongo es un look de tarde compuesto por un precioso vestido de volantes de tejido metalizado de la firma danesa Baum und Pferdgarten. La estola de pelo sintético es de Parfois, los pendientes de Patricia Nicolás, el bolso-caja de piel con incrustaciones de estrellas es de Uterqüe y las sandalias de terciopelo con lazada son de Intropia.  En este segundo look el pelo también iría recogido pero diferente al primero. Mientras el anterior iría pulido con raya al lado éste sería un moño bajo con efecto messy, muy desenfadado.

 

Y listas para una boda en diciembre! Cualquier duda o consulta no dudéis en escribirme.

Espero que os gusten, en breve más!