Si una boda de invierno me gusta, una boda de invierno de noche me gusta mucho más. Me imagino velas, copas de champagne… y vaporosos vestidos largos con un toque bohemio.  Eso es lo que os voy a proponer a continuación, dos looks diferentes , los dos con vestido largo. En ambos la elección de los complementos es esencial, ellos tiene el poder de rematar un look perfecto de invitada y hacerlo destacar sobre el resto. Por el contrario una mala elección de los mismos puede arruinar el look por completo.

© ganni.com, aliceandolivia.com, patricianicolas.com, intropia.com

Look 1: vestido largo de encaje con pronunciado escote en v de Ganni con chaqueta corta negra con detalle de lazada de Alice and Olivia. Las sandalias de terciopelo en color nude son de Intropia y el clutch-joya y los pendientes son de Patricia Nicolás. Últimamente estoy obsesionada con los pendientes largos. Es curioso porque nunca he llevado nada en las orejas y ahora no concibo un look sin pendientes y cuanto más grandes mejor. Y no me extraña porque gente como Patricia Nicolás hacen que no podamos más que adorar sus piezas y queramos llevarlos todos. En este caso es el modelo Minerva, de resina con detalles bañados en oro.

©  uterque.com, parfois.com, chloe.com, zara.com, modaoperandi.com

El segundo look está compuesto por un precioso vestido de manga larga con abertura en la espalda de Uterqüe, sandalias metalizadas de Chloé, estola gris de Parfois, clutch multicolor de Zara (sin cadena para la ocasión) y pendientes largos A wild shore de Isabel Marant. Un look tremendamente chic y a la vez con un toque bohemio. Me encanta! Ambos looks los llevaría con el pelo suelto liso y la raya al medio marcada, sofisticado pero natural.

Bueno, si tenéis boda de noche en diciembre ya sabéis, los vestidos largos vaporosos son perfectos para la ocasión además de tremendamente favorecedores. Lo difícil es decantarse por uno! y atención a los complementos porque serán los que marcarán la diferencia.