No sé por qué pero para mí el blanco siempre ha sido el color de la navidad. Quizás porque lo asocio con la nieve, la madera de pino, el aroma a canela y chocolate. Son imágenes, olores y colores que vienen a mi mente cuando pienso en el mes de diciembre. Me encanta la navidad y el ambiente navideño, ver a la gente, hacer regalos, salir a la calle y disfrutar de la atmósfera especial que se respira solo en esta época del año.  Aunque reconozco que cuando puedo me escapo a pasar estas fechas lejos, en la playa… cuando lo hago echo un poco de menos todo ésto, no es lo mismo ver un árbol de navidad a 40 grados en Brasil tomando un mojito, aunque tampoco está nada mal…

Hoy os propongo dos looks en tonos blancos y beige, con una pequeña concesión al color, perfectos para disfrutar de los últimos días de este año 2017.

© mytheresa.com, uterque.com

Look 1: El primero es un look cómodo y relajado en tonos claros. Se compone de blusa en blanco «leche» con ribete rizado y mangas abullonadas con pantalones de algodón en tono camel. Bolso de piel de oveja con ribete de cuero y detalles inspirados en las muñecas rusas. Todo de See by Chloé. Abrigo de Uterqüe de piel doble faz en color beige con el cuello desmontable. Como único accesorio pendientes largos de Isabel Marant. Los botines de Gianvito Rossi le da un toque más chic al conjunto, pero se pueden cambiar por las botas Claudia que completan el segundo look para conseguir un efecto más casual y desenfadado.

© uterque.com, mytheressa.com, acnestudios.com

Look 2: Vestido largo estampado en fondo amarillo con botonadura central de Uterqüe, chaquetón de pelo rizado de Zara, y botines Claudia de See by Chloé . Como accesorio una diadema de pelo marrón de Acne Studios y bolsito pulsera Nile Minaudière de Chloé.

Y listas para salir a la calle a disfrutar del ambiente navideño!